Y hoy les compartiré…


 
Bien, es 19 de Octubre y hoy me siento tensa, comprar una casa no es un paso cualquiera y preparo el corazón y la tripa porque será un año de constante sacrificio, sin embargo no voy sola porque él va a mi lado. Ayer le escribí y compartí un Adagio, escuchamos el Cannon de Pachebel y él me respondió.
 
Ayer, en su respuesta La mano que todo lo escribe me habló del amor, de que cómo muchas veces llega al corazón de alguien que esté dispuesto a alojarle a cambio de nada, y una vez instalado se siente dueño del mundo y lo pone todo de cabeza, transformando lo sinuoso en tenue y pura luz. No pasa nada cuando aprendemos a disfrutar de esas mieles, de las puestas de sol, de las teñidas mañanas y de nuestros amigos que son luz.
 
Estoy cansada, no dormí casi nada!!, odio que despiadadamente me pesque el iinsomnio porque teniendo tanto trabajo no rindo lo que sé rendir.
 
Les contaré que ayer por la noche Magui (mi hermana) y yo hablamos por teléfono, creo que fue una conversación bastante substanciosa y nutritiva, hablamos de algunos males que aquejan las conciencias, platicamos del perdón y la constante resistencia que oponemos ante nuestra evolución.
Para aquellos que no conocen a Magui les daré una pequeña reseña. Ella es considero yo, mi hermana la más cercana, no hablo cuestión distancia sino confianza y conversaciones, creo que ella ha sido una de mis más importantes maestras. Recuerdo que de niña muy seguido me reprendía porque me chocaba estudiar, y es que somos tan tan tan distintas!!!! y he ahí el complemento, yo soy la loca inestable y ella siempre aplicada y obediente, es de condición noble y humanitaria, pienso que ella me enseño unos de los principios más importantes que hoy rigen mi vida, siempre ha estado ahí y con cariño recuerdo auquella carta que me escribió cuando yo tenía 12 años  diciéndome lo mucho que me quería, a decir verdad es la primera vez que yo con conciencia y nostalgia recuerdo que en ese tiempo era fundamental que alguien me lo recordara, ya ven uno de adolescente acomplejado y sensible. Me acuerdo cuando la veía salir de casa hacia el trabajo, vestida de traje sastre con su Laptop a la mano, su cavalier blanco y una personalidad con la que yo soñaba algún día tener, hasta que al fin comprendí que cada una tenía su esencia. Así ha pasado el tiempo, hablamos constantemente aunque nos veamos poco, me acompaña en cada paso que doy y aunque loca creé en mi y tengo su soporte.
 
Creo que si Dios me diera la oportunidad de volver a nacer elegiría la misma familia, obviamente mamá es mi ídola y de cada uno de ellos tengo algo grandioso qué retomar.
 
Segura estoy de que cuando uno se siente satisfecho con lo que hoy es, vale la pena todo lo vivido y lo que no se vivío, no hablo de la constante del problema, sino más bien de las risas, el dolor, el coraje, el desánimo, la admiración por alguien y el enojo muchas veces con la pobre vida que de nada tiene la culpa, porque como dice Reyna "nadie puede hacerte tanto daño como tú misma".
 
Un fuerte abrazo a todos y sigan arriba y adelante.
 
 
.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s