De vez en cuando es bueno pensar en la muerte


 
Tal vez te sorprenda mi título de hoy, pero creo que no está mal y aunque no me gusta mucho pensar en ello de vez en cuando hay que meditarlo.
 
Te confieso que todos los días pienso en ella, hace no mucho sentía miedo pero ahora ya no lo siento por lo menos en lo a que mi propia muerte respecta. Creo que todos ustedes saben cuan importantes son para mi, mamá sabe que la adoro y que es mi timón, mis hermanas y hermanos saben que han sido mis maestros y mi soporte. He tenido la fortuna de contar con un séquito de ángeles sin alas que se llaman amigos, "excelentes amigos", gente que yo sé que ha dado y daría cuanto fuera necesario por ayudarme, escucharme y abrazarme.
 
Ciertamente no he sido hasta ahora la mejor persona, me acuso de ser caprichosa, benrrichuda, hermética y voluble; A quienes les ha tocado conocerme en alguna de estas facetas y haya yo hecho pasar algún mal momento ofrezco infinitas disculpas. Regularmente digo lo que pienso por no decir que pienso en voz alta, sé también que más de una vez he hecho sentir mal a alguien por mis sarcásmos o comentarios sátiros, soy áspera muy seguido y sin querer lastimo a la gente que más quiero, bueno, no es por presumir pero creo que poco a poco me he ido domesticando o más bien ¿serán ustedes los que me han domesticado?, no soy fácil de conquistar y cientos de veces quisiera ser mejor para mi gente, pero también sé que me han adoptado aún con toda mi lista de defectos.
 
Lamento a veces ser tan demandante con el mundo, pero no crean que son los únicos porque yo soy mi principal víctima, pido mucho de mi misma y tal pareciera que me gustan las complicaciones porque lo fácil muy seguido me aburre.
 
No, no es una carta suicida, es sólo que uno nunca sabe en que momento se va a ir, así que si me marcho en un momento inesperado y por algún despiste no supieron lo que pensaba, sepan que agradezco infinitamente a mi Dios el haberme llenado de gente maravillosa así como ustedes y que si en algún momento volviera a nacer y tuviera oportunidad de elegir, elegiría a mi misma familia, porque son ellos los que me han contajiado de todo lo bueno, me han cobijado cuando he sentido frío y mamá daría la vida por mi una y otra vez… no cualquiera tiene esa dicha y es por ellos que yo me siento tan afortunada.
 
He conocido el amor a todo lo que da, he vivido la locura de atar y creo que eso también me permite el irme tranquila cuando llegue el momento, tenga 25, 26, 27, 32, 36,44,50, 61, 70 o hasta lo que Dios me permita vivir. Creo que de 4 años a la fecha hay cosas maravillosa que se han concentrado en este tiempo, sentimientos y emociones que puede que hay quien a sus 60 no se ha permitido vivir y yo… "YO ESTOY LOCA".
 
Un beso y que tenga el mejor de los días.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s