Caóticas razones


Caóticas razones, dignas y compulsivas, me da la vida para amarle

Perfectamente imperfecta es mi condición  humana pero ansiosamente loca sigo inventando razones, abominables razones para vivir y saborearme cada error, cada emoción, cada desafío.

Insensata y subjetiva me perdí en la utopía, sembré expectativas y coseché experiencias, ingratas y perversas que asumí, que me dieron preceptos para seguir avanzando y construir mi puente de aquí a la luna.

Volátil sueño, con los ojos abiertos mientras decido no tomarme tan enserio a mí misma, y así, el arquitecto universal me observa, mientras sus manos sabias e incesantes siguen trazando el plano en el que construiremos cada segundo. Descarto toda hipótesis de cómo vivir y sigo construyendo momentos, grandes momentos que dignifican mis pasos y así, voy explorando a la poética y misteriosa vida.

Y entre más camino, más gozo y comprendo que estoy hecha de la esencia divina, sin embargo, sigo preguntando quién soy, tal vez nunca lo sepa…

¡Vaya acertijo Arquitecto!

Anuncios

Un pensamiento en “Caóticas razones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s