Una pizca de “mi noche oscura del alma”


Imagen

Con lo que complicadas que han sido estas horas, luego de analizar textos y más textos, ajenos todos, lejanos, obligados…

Me he sentido atrapada por la propia conciencia, por el amor incondicional, por mis días llenos de matices. Sigo intentando cambiar la narrativa de mi propia mirada para hoy intentar ver desde los ojos del otro, para cincelarme todos los días y crear nexos más fuertes conmigo misma, para integrar opuestos y adversarios, para construir algo diferente, para construir el mundo que sueño – al menos el interior -, para caminar sobre las aguas y seguir demoliendo todo eso que necesite ser reconstruido, para seguir multiplicando los panes y los peces y seguir llenando mis vasijas del mejor vino.

Hace poco, escuchaba que, es sólo una fina línea que separa la locura del misticismo y pensaba que, si yo hubiera conocido a San Juan de la Cruz y me hubiera hablado de “La noche oscura del alma”, ¿lo habría tomado en serio?.

Son años, que pese a mi cercanía con la fuente de amor infinito, no se si sigo ahí… en esa noche, observando de pronto mis miserias, visitando mi sombra y tomándome un café con ella, intentando restaurar la luz, negociando conmigo,  remendando lo que haya que remendar, reconectándome con la propia creatividad – a veces creo que es fácil más que reconectarme conmigo-. Creo que, no me he sido fiel a mí misma, he ido detrás de cada sueño sin terminar de resolver lo que hoy es trascendental. Bueno.

Mi viernes caótico, hay que sublimarlo,  no quiero exponerme a que me pase lo que a la mujer de Lot:

El ángel dijo a Lot y a su familia: «Escapa, por tu vida. No mires atrás, ni te detengas en toda la llanura…»

Pero su mujer «miró atrás y se convirtió en estatua de sal» (Gen. 19, 17.26).

No quiero ser sal. Ordinariamente y sin querer volteo, cada vez menos quizás, pero es mi noche aún, es de pronto el camino estrecho,

Hubo un sabio, un místico medieval   Meister Eckhart, expresó: “Señor, libérame de ti para que verdaderamente pueda encontrarte”. ¿No es hermoso?… Debo ser honesta y decir que no hablo de religión, hablo del Señor Amor, hablo de la magia de expandir la conciencia,

Esta noche deseo que, mi noche oscura del alma sea fructífera,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s