Libertad profesional: “Salta que el paracaídas se va a abrir”.


IMG-1348

Seguramente, más de una vez ha pasado por tu mente la idea de independizarte profesionalmente y dedicarte a eso que amas hacer y con lo cual sientes profunda conexión y crees que puedes cumplir con tu propósito de vida, ¿lo has sentido?, ¿ha pasado por tu mente y por tu corazón un deseo profundo de tirar los tacones y el blazer por la ventana para poner tu energía en perfeccionar ese talento  tuyo y aventarte de cabeza con ese proyecto que tanto has diseñado mentalmente de una vez por todas? Piensa en todas esas veces que haz añorado libertad profesional y en todo ese tiempo que te lo has replanteado,  ¿qué es eso que te ha detenido?, seguramente la lista será grande porque en el fondo los seres humanos buscamos naturalmente seguridad, sin embargo, esa seguridad puede tener un costo que implica cargar con la frustración de hacer una actividad que no te hace feliz, pero tranquila, la buena noticia es que con estos tips podrás explorar tu sueño y encontrar caminos y vías alternas para cumplirte eso que llevas tiempo prometiéndote, así que, vamos a empezar por el principio.

Es súper importante conocerte y ser brutalmente honesta contigo. ¿Tienes clara tu pasión?, ¿sabes qué es ese algo que haces de manera sencilla y bien? Para reafirmarlo, toma una hoja de papel y sin pensarlo tanto escribe esas cualidades natas tuyas o esas habilidades que fuiste desarrollando a lo largo del tiempo, incluso cierra los ojos y piensa  en  eso que soñabas cuando eras niña y que aún sigue latente. Piensa que si añoras hacerlo es porque tienes todos y cada uno de los recursos para conseguirlo, en realidad ocurre que los seres humanos olvidamos lo poderosos que somos, lo  más difícil de este proceso es fortalecer nuestra voluntad y autoconfianza y ambas cosas tienen todo que ver con nuestra autoestima.

Sé paciente pero constante. Dedicarte a eso que más te apasiona no es algo que siempre tengas que hacer de tajo ni de un día a otro, puedes comenzar paulatinamente, eso sí, deberás disponer de mucha disciplina y voluntad pues toma tiempo construir algo propio y piensa que si fuera sencillo cualquiera lo haría, muchas  veces es más una carrera que tiene que ver con cuán persistente y resistente eres que con qué tan buena seas. Comienza por dedicar algunas horas del día  o un día de tu fin de semana a eso que deseas como una actividad extra en tanto vas ganando confianza en ti y certeza de que puedes lograrlo. No hay meta que se resista a una rutina forjada con disciplina aun cuando  el tiempo que comiences a invertirle sea poco pero constante.

Abraza tu miedo. Sí, el miedo es una emoción natural, orgánica y útil que nos calibra si la usamos en buenas dosis, todos sentimos miedo y paradójicamente tan grande es nuestro  miedo como dulce el fruto de nuestros logros. Muchas de las veces nos estresamos con pensamientos que tienen que ver más con cómo nos vemos a nosotros mismos que con lo que realmente es y la mayoría de las cosas a las que tememos NO OCURREN, ve a pesar de tu miedo y sentirás cómo cuando cruzas esa fina línea donde está lo que quieres toda esa sensación de angustia pasa, y los nervios y el mal dormir se verán sustituidos por la satisfacción de haber vencido esa batalla interna, ya que las cosas sucederán tal como las pongas en tu mente. Visualiza y siente positivo y eso mismo atraerás.

Capacítate, estudia, lee. Busca cursos presenciales u online, mira qué hay en el mercado de eso en lo que buscas desarrollarte, disponte a invertir en ti porque nadie hará por ti lo que tú no hagas por ti  misma, conviértete en tu propio proyecto y aprende, no sólo seas autodidacta, sino también ábrete al expertise de otros que tienen camino recorrido en tu materia, eso mismo te pondrá a la mano una red de personas cuyo sueño y proyecto coinciden con el tuyo.

Nútrete de historias de éxito. Busca videos, audiolibros, biografías, artículos y todo aquello que pueda elevar tu vibración respecto a tu sueño. Investiga no sólo las fórmulas de su éxito sino también sus tropiezo para que tengas la foto completa. Es empoderador enterarnos de casos de éxito y espejear con personas que llegaron a su cima porque se dispusieron a pagar la cuota. ¿Tú quieres pagarla?…

Busca un mentor, coach o terapeuta. Siempre es bueno dejarse guiar por alguien que esté preparado para acompañarnos a potenciarnos; Es vital tener una hoja de ruta y tocar base con algún coach, mentor o terapeuta (real) con quien puedas ir de la mano cumpliendo objetivos, incluso puede ser alguien cercano con una historia de éxito o un profesional con el perfil adecuado para ayudarte.

Conecta con tu abundancia interior. Sin duda, las finanzas son “el tema”, y por supuesto que es normal ya que hay necesidades básicas que cubrir pero créeme… ¡Las cubrirás! No, no es pensamiento mágico sino que cuando comienzas a enfocarte y a conectar con tus talentos y tu propósito de vida en acción, todo se va dando y las finanzas van fluyendo, la idea es que no vayas detrás del dinero, permite que el dinero te alcance haciendo lo que más amas, ahí está tu olla de oro, en medio de la incertidumbre y tu pasión, pero eso sí, hay un precio orgánico que tiene que ver con tiempo, esfuerzo y un arduo trabajo personal.

Imagínate que vas a saltar de un paracaídas, ¿estás de acuerdo que no abres el paracaídas dentro del avión y luego saltas?, ¿verdad que primero saltas del avión  y entonces abres el paracaídas? Ese paracaídas es tu autoconfianza, cuando te avientas las puertas se abren, es increíble cómo vas conociendo a gente clave que contribuye de una u otra forma al cumplimiento de tu sueño, cómo llegas al lugar preciso en el momento adecuado con la persona correcta.

Conviértete en tu prioridad y valórate. Cuando te vuelves para ti el centro de tu propia vida, el mundo a tu alrededor lo recibe, dale valor a tu tiempo, a tu experiencia, a lo que significa para ti “estar bien”. Muchas de las razones que hay para ser libre profesionalmente es esa búsqueda de calidad de vida con el significado que le quieras dar a la palabra “calidad”. Encuentra eso que ya no negociarías con nadie para disfrutar de ese nuevo camino, puede ser desde no renunciar a tus fines de semana o madrugar por las mañanas para dedicarte las primeras horas del día a meditar o hacer tu deporte favorito hasta invertir tu tiempo por mínimo que sea en alguna actividad por insignificante que parezca que no te complazca.

Reafírmate. Háblate bonito, piensa que detrás de toda esa confianza que necesitas hay un trabajo fuerte respecto al rompimiento de tus viejas creencias. Los procesos de cambio son toda una oportunidad para dar saltos cuánticos en todos los sentidos. Recuerda que de acuerdo a tu relación contigo misma es como se construyen tus relaciones con los demás y nuestro amor propio es nuestro principal insumo para llegar a donde queramos.

Verás que detrás de eso que deseas hay un trabajo profundo pero bien vale la pena. Es hora ya de trabajar por tu sueño y no por el de alguien más.

Salta que el paracaídas se abrirá.

Con cariño Charis Cardoso

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s